Acá estamos

Recordaba un amanecer caminando por el Malecón Grau de Chorrillos, frente al Mar de Grau, al cual lo miraba fijamente, cuando fui interrumpido, por un viejo conocido del amanecer deportivo, que me preguntó: “¿en qué piensas, tan concentrado?”. Lo miré y señalándole con el dedo hacia el Pacífico, le dije ahí está China, y atrás, voltee, señalándolo, está Brasil. Y así he pensado mucho tiempo soñando, y diseñando en la imaginación cómo deberían desarrollarse corredores económicos de la máxima competitividad mundial, ofreciendo la mejor calidad de vida posible acorde a su cultura, a los territorios del área de influencia de los mismos, con el cuidado ambiental debido, entre el Pacífico y el Atlántico. Por el eje intermodal (terrestre y fluvial) por el norte; por el tren bioceánico en el centro, cruzando por viaducto aéreo a Pucallpa y de ahí a Bayovar en el norte y a Chancay-Callao, en el centro ; y por el sur, la carretera interoceánica

Nuestra ubicación geopolítica central en Sudamérica frente al Océano Pacífico, lugar donde se desarrolla más del 50% del comercio mundial, es estratégica y hay que saber aprovecharla. Es una gran oportunidad de integrarnos con objetivos comunes. John Naisbitt, en su libro Megatrends (Mega tendencias), subraya entre ellas, el desplazamiento económico del hemisferio norte hacia el hemisferio sur, donde la densidad demográfica es 4, 5 veces menor, con extensos territorios, aún no interconectados, pero que están trazados con los 9 ejes diseñados por la Iniciativa para la Integración de Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA), conformado por 12 países de la región, y en dónde el Perú participa en 4 de ellos, 4 de 9, por su ubicación central. El Perú participa en cuatro de estos ejes: Eje del Amazonas (Perú, Ecuador, Colombia, Brasil) Eje Perú-Brasil- Bolivia Eje Interoceánico (Brasil-Paraguay-Bolivia-Perú-Chile) Eje Andino (Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia y Chile) Queda por tanto, bastante claro, demarcado nuestro territorio, de norte a sur y de este a oeste. Macro regiones a desarrollar, con territorios diferentes, pero con el mismo sentido, de darle valor al lugar dónde vivimos.

Por eso se tienen que dar inversiones conjuntas, se tiene que lograr la integración de las regiones en Juntas de Coordinación Interregional, para avanzar a Macro Regiones. Se tiene que tener una visión más amplia de nuestro extenso territorio. Hay que dejar esa visión regionalista. Todos conformamos un solo Perú. Se tienen que atraer las inversiones de manera conjunta, solas las regiones no pueden crecer. Hay que entender nuestra geografía económica, para la construcción de corredores económicos a lo largo y ancho del país. Que beneficiará a nosotros y los vecinos, por nuestra posición central, dándonos la posibilidad de ser tránsito hacia el Pacífico y a la vez, tránsito a nosotros hacia el gran mercado brasileño, y a la Cuenca del Atlántico, dónde se encuentran grandes socios comerciales, como USA, Canadá y la Unión Europea, demás países europeos, países árabes y el África

Y bueno, Brasil ha desarrollado su extenso litoral, de más 7 mil kilómetros, y va expandiendo su crecimiento hacia su inmenso interior, de más de 8 millones de km² Por incrementos sucesivos de su productividad, su producción agrícola está en continuo aumento, y es vendida al exterior, gran parte a la Cuenca del Pacífico, por lo que tienen que ir hasta sus puertos en el Atlántico, recorriendo miles de kilómetros, -más de los que se necesitarían si fueran directo hacia los puertos del Pacífico-, para luego darse la vuelta por el Estrecho de Magallanes o por el Canal de Panamá, quitándoles competitividad por el alza de la energía, el alza de los peajes al pasar por el Canal, y  el mayor tiempo, que les significa trasladarlos, que si lo hicieran  directamente desde nuestros puertos en el Pacífico, cruzando nuestro territorio, y de acá hacia los países de la Cuenca del Pacífico, como viceversa, en menor tiempo, como 3 semanas y menores costos

A ello, hay que sumarle la producción nuestra, resultado de haber convertido con proyectos de irrigación una potencia agroexportadora, la zona norte del país, hecho que se puede reproducir en diversos territorios nacionales, aprovechando nuestra biodiversidad, representada por 28 de los 32 microclimas que existen en el planeta y 84 de los 104 ecosistemas. Pensemos, el alimento es el pan diario, de más de 7 mil millones de personas y nosotros somos la despensa del mundo. La superficie total de las unidades agropecuarias, considerando el área de cada una de las parcelas que trabajan o conducen mujeres y hombres, asciende a 14 millones 112 mil 231 hectáreas, correspondiendo el 41,9% a superficie agrícola y el 58,1% a superficie no agrícola (INEI). Los más de 9 mil millones de dólares exportados por el agro en el 2021, son generados en un poco más de 200,000 hectáreas de agricultura moderna. Imagínense todo lo que hay por hacer

Esta ventaja hay que tenerla muy en cuenta, y ejercerla mediante planes estratégicos que nos orienten a establecer las bases para el desarrollo de una agricultura moderna, sostenible y equitativa. Logrando 1. Competitividad, mediante el desarrollo de capacidades empresariales teniendo como base la Organización en toda la cadena productiva.  Capacitación Continua e innovación tecnológica. Infraestructura y servicios básicos de soporte (red vial, canales de riego, infraestructura de comercialización, comunicaciones, energía, financiamiento, transferencia tecnológica, etc.). Actividades conexas desarrolladas (insumos, transporte, servicios de embalaje, etc.). Reducción de los riesgos y garantía de las inversiones a través de un programa de incentivos. 2. Haciendo una Agricultura Sostenible, mediante gestión y control de los recursos naturales, regulando el uso de los recursos agua, bosques y protección de las áreas frágiles y potencialmente degradables. Neutralizando los efectos de degradación de determinadas políticas que estimulan el uso de insumos químicos nocivos y la aplicación indiscriminada de otros.  3. Transitividad, mitigando los efectos adversos que puedan implicar los cambios y permitir que los agricultores se preparen en términos de modernización empresarial, y avances tecnológicos en una economía abierta. 4. Institucionalidad, fortaleciendo la institucionalidad a través de la participación de las organizaciones de base y entidades tutelares encargadas para la eficiencia del proceso. Un buen cuidado de nuestras tierras será una fuente inagotable de alimentación al mundo, y en consecuencia una mejora de calidad de vida de nuestros compatriotas

Todo ese traslado de insumos, productos, mano de obra, para el desarrollo de estos corredores económicos significa tener una buena lectura de la Anatomía Económica de las Macro Regiones a desarrollar territorialmente, por el norte, centro, sur y oriente, para construir la logística necesaria, para lograr la mayor competitividad posible

Existen muchos proyectos en desarrollo, otros casi estancados, muchos sin despegar, y un montón más por crear y hacer, a lo largo de los ejes norte, centro y sur. Todo un enorme banco de proyectos. Que hay que poner en acción, en forma coordinada, bien diseñada. Pensar como un arquitecto, que diseña una casa, un edificio, una urbanización, una ciudad, así pensar para estos corredores económicos, en el norte, centro y sur del país, aprovechando todas nuestras ventajas naturales y nuestra ubicación central, que nos da acceso a diversos mercados. La cadena de valor desarrollada que se expresa en nuestras agro exportaciones y restaurantes con comida peruana en el mundo, tiene mucho más campo de acción, pensando que la nueva agricultura en el Perú, es más que la actividad primaria. Necesitamos producción de semillas de calidad para la agroindustria, centros de acopio rural y clasificación, mejoramiento de pisos forrajeros y conservación de forraje para incrementar la productividad de la leche, producción y equipamiento pos cosecha, plantas de selección, clasificación y envasado para la exportación, marcas. Debemos valorar nuestra biodiversidad, dándole valor agregado, con la cultura y conocimiento tradicional, la conservación de los ecosistemas y paisajes naturales, y la gestión del conocimiento y adopción de tecnologías, teniendo en cuenta las mega tendencias, el consumo de bioalimentos y alimentos orgánicos (Biofoods & Organic Foods), nutraceúticos y alimentos funcionales (Nutraceuticals & Functional Foods), alimentos de alto rendimiento y alimentos de alto valor nutricional (High Perfomance Foods & High Nutritional Foods). Esto ayudaría mucho a la agricultura familiar, a la población rural con su cultura y conocimiento tradicional. Mucho por hacer en el agro, se debería hacer una alianza pública –privada entre los Gremios agroexportadores, gremios agropecuarios, la Academia, los Emprendedores pequeños, medianos y grandes,  en gremios o no, formales e informales, la sociedad civil, para hacer 4 territorios, «valles agrícolas del buen vivir», como modelo de desarrollo en cada una de las 4 macro regiones, del norte, centro, sur y oriente. El conocimiento ha avanzado mucho. Hay que ejercerlo. Podríamos lograr su Organización y Participación Política, una Gerencia Edil Eficiente, un Desarrollo Social Autogestionado, un Desarrollo Económico Equitativo, un Manejo Adecuado del Medio Ambiente, para lo cual es fundamental, tener los Recursos Naturales adecuadamente conservados y lograr que las Cuencas hidrográficas sean eficiente e integralmente manejados.Es animarse, a ver como queda. Será muy bueno hacerlo

Señalo, algunos proyectos por el norte, centro y sur, a los cuales se les debe sumar todas nuestras potencialidades agrícolas, que nos deben asegurar seguridad alimentaria y producción para exportar cada vez más:

Por el Norte: Petrobras Talara; Etanol. Biocombustibles; Puertos fluviales: Yurimaguas, Pucallpa, Saramiriza; Eje Logístico SUFRAMA (Superintendencia de la Zona Franca de Manaos) Bayoyar Perú-Manaos; Iquitos centro Logístico Amazónico; Centrales Hidroeléctricas; Energía Eólica; Siderperú Gerdau; Odebretch Olmos; Puertos: Paita, Bayovar, Eten, Salaverry, Chimbote; Vale do Río Doce Bayoyar; Centro Pesquero

Por el Centro: Nueva Autopista Huancayo-Callao; Centro Metalúrgico cobre y zinc; Industrias de cemento y dolomita; Centro Metalúrgico y Turístico Cordillera Andes Blanca y Negra; Centro Logística Ucayali; Interconexión Ferroviaria y Comercial; Línea de transmisión Eléctrica Perú-Brasil; Puerto en Chancay, Callao

Por el Sur: Gas Camisea; Puertos Pisco, Marcona, Matarani, Ilo; Centro Metalúrgico Ferroso; Polo Petroquímico Polietileno, Etano, Metano; Gaseoducto; Plantas de desalinización; Centro metalúrgico Cuprífero; Centro Metalmecánico Automotriz; Desarrollo Forestal y Turístico; Centro Hidroenergético Hidroeléctrica; Línea de Transmisión Eléctrica; Eje Turístico Sur

Todo ello, necesita una logística, que para que sea competitiva debe desarrollarse la infraestructura adecuada, en puertos, carreteras, trenes, aeropuertos, manejo de cuencas, ciudades intermedias, ciudades inteligentes, parques tecnológicos rurales, ecosistemas de negocios, energía, fibra óptica, viviendas, servicios públicos, calidad de vida, ordenamiento y planes estratégicos de desarrollo territorial, en forma participativa con la población local y cuidado del medio ambiente. Mucho por hacer, pero si lo hacemos bien, Perú será lo que merece ser, un actor importante de la economía mundial, con los consiguientes beneficios, para los que acá vivimos

Hay que educar a nuestras futuras generaciones de dónde estamos y adónde podemos llegar si todos en conjunto desarrollamos una visión compartida hacia el futuro. Por ley de vida, seguramente no lo veremos, pero deseamos que nuestras futuras generaciones vivan felices de ejercer de la mejor manera posible, nuestra ubicación geopolítica central en el Pacífico Sur, al lado de un poderoso vecino. Hay que hacer uso de nuestro satélite, para aprovechar mejor nuestro territorio, y trazar las rutas más óptimas posibles. En la actualidad hay tecnologías para cruzar por tren la Sierra Divisor, con el mayor cuidado ambiental. Las oportunidades empresariales a lo largo de los corredores económicos a desarrollar, serán un vivero de emprendimientos y por lo tanto de generación de empleo. Y con empleo, como bien sabemos,  se reduce la pobreza y la delincuencia. Manos a la obra

#JuandeDiosGuevara

5 comentarios en “Acá estamos”

  1. El muy serio problema de la urea en que este gobierno nos ha metido por la incapacidad y corrupción del gobierno nos demuestra que solo la actividad comercial de los dueños de la tierra puede solucionar estos asuntos, agrupados en sociedades.

  2. Muy bien dicho Juan. Manos a la obra. Es una gran visión de futuro la que expones. Pero parece no haber gente emprendedora en los puestos claves para tomarla y hacerla caminar…. Espero que nuestra política gire 180° y tome proyectos como el tuyo para hacerlos realidad lo que sería de bienestar común para los peruanos y los inversionistas…

  3. Realmente. Perú está en una región bastante privilegiada pues el ele transversal entre las áreas de influencia entre las dos regiones más ricas del mundo, llámese Pacifico – estàn exactamente cruzando a Perû
    Es hora de mirar mejor esta estrategia de unir y aprovechar estas que son las las grandes y ricas regiones y Perû está entre ellas
    El Mundo se vería más cerca , los alimentos llagarían con mejores precios y la humanidad con toda facilicidad tendría acseso a alimentos mejores e más económicos
    Perû juega un rol importante en este gran salto hacia la Integración Universal

  4. Javier Figueredo Salmón

    Tenemos la oportunidad de aprovechar nuestra extraordinaria ubicación geopolitica en Sudamérica y de interconexion con los otros países de la región con decisión y voluntad política.. no podemos emprender el camino solos, tenemos que pensar en que nuestro país no es una isla, más logramos unidos que cada uno por su lado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos por mes y año