La necesaria descentralización

Con gran expectativa vamos conociendo las bondades que nos podría deparar el mega puerto de Chancay, si hacemos bien las tareas a realizar, que son bastantes y que deben ser bien hechas. El problema que estamos viendo, es que a escasos 8 meses de su inauguración, estamos bastante atrasados, en muchas tareas, por no haber hecho ejercicio de la economía social de mercado, estipulada en la constitución vigente. Una falta de capacidad de gestión evidente, que nos debe preocupar

El sector privado con respecto al proyecto del mega puerto en Chancay, ha hecho lo suyo, ha sido estudioso del terreno, ha creado, ha soñado, ha emprendido, ha invertido y arriesgado, ha negociado, y lo ha logrado, pero no han articulado con el Estado, y si lo hicieron, mal el Estado, de no haber hecho lo que le correspondía hacer

Prueba de ello, es que a pocos meses de inaugurarse el mega puerto, el alcalde de Huaral, Fernando Cárdenas, afirmó que la provincia no está preparada para el impacto en diferentes sectores que va a generar la puesta en funcionamiento del mega puerto de Chancay. “El tema que envuelve al puerto de Chancay es sumamente importante y no es nuevo; sabemos de su desarrollo desde hace mucho tiempo”.

Reconoce que el proyecto ya se sabía que iba a llegar, porque el tema en la región era conocido hace muchos años, y que recién se están haciendo las intervenciones por parte del gobierno central. Este hecho, debe ser un llamado de reflexión nacional. ¿Cómo es posible que se suceda esta falta de capacidad de gestión?

Es de imaginar, que para cada documento, permisos y demás, que la empresa tenía que obtener en las diferentes oficinas del Estado, daban una clara señal del desarrollo de un tremendo proyecto, por lo que las autoridades debían reaccionar y actuar en consecuencia. El problema es grave, porque el Estado no es única y exclusivamente el Gobierno nacional, que opera desde Lima, sino que en el caso del mega puerto, incluye al Gobierno regional de Lima Provincias, a la Municipalidad provincial de Huaura y a la distrital de Chancay.

Esto quiere decir, que un ejército de empleados públicos, de distintas edades, sexo, profesiones, jerarquías y habilidades, requisitos para ser remunerados mensualmente por el Estado, no ha podido visualizar y planificar lo que se venía.

El alcalde también comentó: “Este proyecto va a llevar a Chancay y a Huaral a un desarrollo demográfico, un impacto tremendo en cuanto al crecimiento de diferentes sectores. Siento que no estamos preparados para ello”,

“Chancay es un distrito de la provincia de Huaral, pero por cuestión de cercanía hay otros distritos que también son considerados zonas de influencia directa. Creo que el Gobierno central debería de invertir en carreteras, pues son áreas que registrarán un incremento de vehículos de carga de transporte, la cual generarán caos y no están listas”

Lamentablemente, el Gobierno central recién está realizando intervenciones en la zona, lo que permitirá el desarrollo urbano y económico, impulsando la calidad y cantidad de comercios y servicios hoteleros, gastronómicos, turísticos, bancarios y otros que se crearán con la operación del mega puerto. El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) ha iniciado la elaboración de tres instrumentos de planificación territorial y urbana para los distritos que comprenden el megaproyecto Terminal Portuario Multipropósito de Chancay.

Se trata del Plan de Acondicionamiento Territorial (PAT)-Huaral, el Plan de Desarrollo Urbano (PDU)-Chancay, y el Plan de Desarrollo Urbano (PDU) de Huaral-Aucallama; en apoyo a la municipalidad provincial de Huaral y las municipalidades distritales de Chancay y Aucallama, con el objetivo de apoyar a los gobiernos locales a planificar y lograr la ocupación ordenada de los suelos urbanos, por el alto impacto económico y social que conllevará la implementación del terminal portuario.

La finalidad es plantear una visión integral de crecimiento al 2044 para cada jurisdicción. Más vale tarde que nunca, pero hecho los planes, ¿habrá capacidad de gestión para implementarlos y llevarlos a cabo?

“Para que esas inversiones avancen es importante que culminemos el plan de desarrollo urbano, porque ahí estará establecido dónde se ubicarán las zonas de comercio, recreación e infraestructura de transporte, porque se tiene proyectado también la construcción de un terrapuerto”, precisó el alcalde de Chancay, Juan Álvarez.

El valor de los terrenos en las cercanías del puerto ha experimentado un notable aumento. De acuerdo al alcalde, hace 15 años, el metro cuadrado se cotizaba a 1 dólar; hoy, se puede alcanzar hasta los 1.000 dólares, especialmente dentro de la ciudad. Esta revalorización está generando oportunidades tanto para vendedores como para inversores, pero «es básico el tema de la titularidad, por eso es importante sanear y titular las propiedades”, agregó el alcalde de Chancay

Grave problema, porque las invasiones de terreno ganan espacio: hay riesgos en torno al Puerto de Chancay. Los traficantes de terrenos han sido los primeros en identificar la próxima escasez de espacio para viviendas         Y como solo les interesa lucrar, no gastan en proveer los servicios básicos. Ya hay mafias operando en la zona, que han comenzado a vender lotes a los llamados “invasores”.

La población de Chancay (alrededor de 63,000 personas), aumentará, pues no todos los que encuentren trabajo en actividades relacionadas con el puerto serán residentes de la ciudad. Además, las siguientes etapas del terminal implicarán una mayor oferta laboral, es decir, una carga adicional de habitantes para los cuales Chancay no está preparada

El alcalde de Huaral, destacó que, aunque el Gobierno está trabajando en la Panamericana Norte, no se han tenido en cuenta las carreteras provenientes de la sierra central, que también experimentarán un aumento significativo en el flujo de transporte. Cárdenas indicó que las actuales obras del Gobierno para mejorar las carreteras se centran en los accesos directos al mega puerto.

Además, solicitó reactivar el proyecto para la construcción de una carretera designada como vía nacional por el Congreso que conecte Chancay, Huaral, Acos y Huallay (Cerro de Pasco) y que se extienda hasta Junín, Ucayali y Huánuco. “Hay una carretera que va de Huaral hasta Cerro de Pasco. Por el lado de Aucallama, hay una carretera que va hasta Canta. (…). No han considerado estas vías, toda esa carga de transporte va a generar un caos”, agregó.

Y si se planifica hacia futuro, se debe considerar toda la infraestructura necesaria como parte del corredor económico central para interconectarse con Brasil

En cuanto a la Seguridad Ciudadana en Huaral,  hay 400 policías para una población de 200 000 habitantes lo que resulta insuficiente para controlar la creciente delincuencia en esa parte del país. Se anunció la construcción de un complejo policial en el distrito donde este año se inaugurará el mega puerto, pero estará listo para el 2026.

De acuerdo con el informe Tendencias y alertas de crimen organizado 2024, del Instituto de criminología y estudios sobre violencia (ICEV), que advierte de siete escenarios de riesgo latente, el megaproyecto es un atractivo para el “el tráfico de cocaína y de fentanilo entre Sudamérica y Asia” y el crimen alrededor del crecimiento comercial y poblacional que traerá consigo.

Si le añadimos a los problemas citados,  el déficit: educativo, de salud, de participación de la mujer, del cuidado del ambiente, de fomento y capacitación empresarial, de liderazgo juvenil, dentro de tantos otros, nos da una imagen de cómo se encuentran nuestras ciudades al interior del país, por lo que es urgente profundizar el proceso de descentralización

Desde tiempo atrás al recorrer el país, hemos venido proponiendo que en alianza universidad-empresa, aprovechando la existencia de tantas universidades y de tanta juventud, se realicen Planes Estratégicos de Desarrollo (PED) a corto, mediano y largo plazo de cada una de las 196 provincias de nuestra organización política, con participación ciudadana y equipos de conocimiento multidisciplinarios.

La experiencia con la que impulsamos el PED de la provincia de Cañete, y sus 16 distritos, con la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), nos alienta a insistir en la propuesta. De esta manera la población se involucra en el conocimiento de su realidad y lo que necesita hacer para lograr un desarrollo sostenible en un territorio saludablemente productivo. Y la juventud participante en el desarrollo del PED va interiorizando las innumerables oportunidades que presenta nuestro extenso país

No podemos seguir así, tenemos que realizar reformas urgentes, que están pendientes, tales como: 1. Plan de infraestructura para reducir los costos logísticos en comercio y exportaciones. 2. Sostener la reforma educativa para elevar calidad del capital humano a largo plazo.3. Continuar y reforzar el plan para elevar la calidad del servidor público.4. Ejecutar un plan nacional para facilitar las inversiones y reducir la tramitomanía.5. Promover la salida de los grandes proyectos mineros paralizados por conflictos sociales.6. Continuar el Plan Nacional de Diversificación Productiva para no depender de commodities. 7. Promover un plan para reducir la informalidad laboral e incrementar la recaudación fiscal.8. Relanzar el esfuerzo del gobierno central por digitalizar las compras estatales. 9. Promover la innovación en el sector privado y financiar emprendimientos de base digital. 10. Reforma política que consolide los partidos y reforma judicial que reduzca la corrupción.

No sigamos perdiendo tiempo. Es evidente que nuestras autoridades no lo están haciendo bien. Ojalá que la lección que nos está dejando Chancay nos sirva, para desarrollar una descentralización, que nos permita aprovechar toda la grandeza de nuestro país

#JuandeDiosGuevara  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos por mes y año