Resucitar

Este atraso en obras del gobierno con respecto a construir el   entorno necesario para la articulación adecuada del proyecto de inversión privada en Chancay, próximo a inaugurarse. Este intento de cambiar las condiciones que fueron suscritas hace tres años, y que animó a que la inversión privada decida invertir mil trescientos millones de dólares en la primera etapa y proyectar inversiones hasta 3 mil seiscientos millones de dólares, para el proyecto completo y que con este sorpresivo cambio de escenario, se pueden retraer, nos revela que algo o mucho, no se está  haciendo bien

Habrá que ver las consecuencias de este cambio de reglas de juego.  Cosco, la empresa china, ya emitió su comunicado, de extrañeza ante lo sucedido, y se espera lo que dirá China, que como ellos saben adónde van, siguen avanzando, por lo que mientras se sucedía lo expuesto, una misión china estaba visitando el sur del país, y recabando información sobre el proyecto del mega puerto Corio. ¿Cómo reaccionarán, qué se sucederá? ¿Qué hará USA? ¿Qué dice el Perú?

Si le sumamos lo del cambio de lo suscrito en el contrato de Rutas de Lima, los pendientes con la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos-OEA) y con la CDH (Comisión de Derechos Humanos-ONU), los cambios en la Constitución del 93(C93) de más de 50 artículos, los signos exteriores de riqueza de la presidente, las leyes del congreso favoreciendo a la tala y minería ilegal, y a tirarse abajo la colaboración eficaz y a todo lo que sea en contra de ellos y sus partidos políticos, procurando su total impunidad, más la baja popularidad del congreso y del gobierno, y la inseguridad ciudadana, hace que las grandes oportunidades que tiene el país se desperdicien

Qué inversionista serio se le va a ocurrir arriesgar su capital en un país con tantas oportunidades por su ubicación y su biodiversidad, en un ambiente tal cómo se destaca. Conociendo que sin inversiones no hay generación de empleo, y en consecuencia, más pobreza, más delincuencia, es muy irresponsable el manejo así del país.

Es inaudito, que en un país con tantos recursos, más de la mitad de la población sufra de inseguridad alimentaria, y más del 40% de la población infantil, sufra de anemia, superando el 70% en algunas regiones del país. Debemos reflexionar, si queremos seguir así, o actuar en consecuencia. Estamos perdiendo el futuro de nuestro país

Hemos avanzado, pero nos falta para adelantarnos al  complejo mundo que se nos vino y se nos viene. Somos resistentes al cambio, y  por ello se prioriza los planes y beneficios de corto plazo, y de ahí los festejos y las fotos en hechos intrascendentes, perdiendo el tiempo, entreteniendo a la gente, mientras van sacando leyes a favor de su impunidad para que la fiesta continúe.

En vez de invertir tiempo en las necesidades de inversión, en conocimiento, para brindar una buena salud, educación, investigación, desarrollo, medio ambiente, ampliación de la sociedad, rehabilitación y realización de la infraestructura necesaria, para caminos, viviendas, ciudades

Debemos  prepararnos para los cambios que ya llegaron y seguirán viniendo, y para ello, la educación es vital. Debemos  adelantarnos al complejo mundo que se nos viene. Y esa debe ser la tónica de las buenas autoridades. Preocuparse por nuestro futuro

Los estudiantes de hoy no necesitan más información sino aprender a evaluarla y sintetizarla. Desarrollar el pensamiento crítico, aprender a comunicarse, a ser colaborativo, y a ser creativos. Capacidad de cambiar. Autoaprendizaje basado en la experiencia.

Hay mucha ignorancia. Tratamos el conocimiento ajeno como si fuera propio. Sabemos muy poco sobre la mayoría de las cosas. Debemos actualizar nuestros conocimientos para que sea acorde al funcionamiento del mundo. Buscar fuentes sólidas, investigar y leer en profundidad sobre un tema. La verdad solo puede ser encontrada por cuenta propia.

Debemos aceptar la complejidad y la naturaleza ambigua del mundo. No olvidar, qué somos parte de una civilización, en que hoy todos siguen las mismas prácticas en economía, salud y ciencia. Tomar conciencia, de que nuestra libertad, será más restringida, ya que cada vez habrá más información sobre nosotros. Los dueños de los datos son los dueños del futuro.

Los ricos usarán la biotecnología para pagar mejoras en su cuerpo. Los pobres ya no serán tan necesarios como fuerza de trabajo. Seremos más remplazables y menos necesarios, por los avances de la inteligencia artificial. En el mundo digital los límites de las comunidades y amistades se deteriorarán. Las tecnologías que nos dieron sensación de conexión pueden desconectarnos. La cooperación global es la única esperanza para resolver problemas transnacionales

Los cambios tan marcados y rápidos, que se han dado tras la caída del muro de Berlín, hace sólo 35 años, de pasar de la aspiración del comunismo a una democracia liberal, con crecimiento económico globalmente, con fuertes interrupciones, cómo  las crisis económico financieras de 1998, 2008 y la crisis sanitaria de la pandemia en el 2020 a la fecha, obligaron por sus consecuencias,  a que mundialmente se reflexione, considerando el balance de lo positivo y negativo, sobre los cambios necesarios a realizar en este modelo económico, que por sus resultados, vuelve más ricos, a los ricos, y más pobres a los pobres.

Por lo que los países más poderosos , los líderes religiosos, los intelectuales, y los economistas en especial, van proponiendo cambios, porque es evidente, que todo hecho económico no se aísla de lo social, y por lo tanto hay que  corregir las brechas existentes, que el COVID 19, se ha encargado de hacerlas evidentes a todos los que quieran ver

Pero acá nuestro pésimo sistema electoral, que no filtra nada, por lo que tenemos esos candidatos y esos elegidos, no conocen de que trata el desarrollo de un país, ellos sólo  hacen alianzas para sus beneficios y a veces, discuten entre ellos, en una polarización extrema, influyendo sobre la sociedad, en tabúes y demonios apocalípticos, sobre si debe haber una asamblea constituyente, en contra de los que defienden la C93 a morir, pero que la cambian a su antojo en lo que les conviene, sin ninguna consulta popular y en contra de lo que una amplia mayoría ya había elegido en un referéndum, con veedores nacionales e internacionales.

Resultado de todo ello, es el caos que estamos viviendo, que con lo que está sucediendo en el proyecto de Chancay, nos confirma que el modelo económico tiene fallas que saltan a la vista, y que sin necesidad de pasiones, ni de derecha, ni de izquierda, se deben reflexionar y lograr acuerdos nacionales, para que nuestra economía pueda ser más fluida y así generar confianza para atraer capitales, conociendo y ejerciendo las reglas de juego claramente establecidas.

Por lo que repaso unos conceptos básicos, que espero sirva para reflexionar en estos días de semana santa

“El neoliberalismo, es un movimiento del siglo veinte, qué ha pretendido pasar de una guerra armamentista en la Guerra Fría al servicio y mejora de la vida, basado en el desarrollo de la tecnología, en la medicina, nuevos productos en microelectrónica, comunicaciones.

Es un movimiento con una política económica, que defiende el mercado libre capitalista, reduciendo la intervención estatal, poniendo énfasis en lo tecnocrático y lo macroeconómico, para un crecimiento económico, que fortalezca la globalización

Apunta a tres mercados de la globalización:

  • El de las empresas transnacionales, con fuerte capital económico.
  • El de la unión de las grandes empresas con los bancos comerciales, que alimenten el mercado bursátil.
  • El de empresas y medios de comunicación, que fomenten el producir, ganar y consumir, con fuertes gastos publicitarios.

Sus aspectos positivos, son:

  • Aumento del PIB (producto) y del RIN (reservas).
  • Fortalecimiento del sector financiero y el mercado de valores.
  • Aumento de las exportaciones, a mayor número de mercados.
  • Mejor apertura y competencia del mercado.
  • Incremento de tecnología.
  • Libre comercio
  • Mejora el vivir de las personas, por el abastecimiento de productos (medicina, ropa, comida, trabajos, etc.).
  • Compra de materias de menor costo para la subsistencia (personas, instituciones, gobiernos y sociedades)

Y cómo aspectos negativos:

  • Venta de empresas nacionales (acá se remataron).
  • Pocos incentivos para micro, pequeñas y medianas empresas.
  • Sobreexplotación de recursos naturales.
  • Incapacidad del gobierno, para generar empleo.
  • Tiende a la homogenización de las personas.
  • Se genera una cultura de la exclusión, al tener un Estado conformista, no generador de mano de obra, de empresas productivas no globalizadas.
  • Se forman desbalances bursátiles, por el alto índice de expectativas.
  • Se producen situaciones en la que se detiene el proceso de crecimiento económico como consecuencia de la existencia de rendimientos marginales decrecientes.
  • Depende del ciclo de precios de las materias primas.
  • El libre comercio destruye mayores ingresos de los que se derivan por una compra barata.
  • La compra barata destruye la producción que hubiera determinado mayores ingresos.
  • Esto implica ingresar a una nueva era, a una revolución informática, en la que los países cómo los nuestros, tienen y deben, que acelerar su transformación digital, para poder ser competitivos globalmente
  • Adicionalmente, el modelo conlleva la idea de que la competencia es predominar, no es mantener la competencia, lo que tiende a la formación de oligopolios y monopolios.
  • El estado no puede fiscalizar, ante capitales repartidos, fuera de su jurisdicción.
  • Otra crítica, es la disminución de valores humanos en el mercado, ya que todo se reduce a mercancía, cómo valor económico.
  • Y para colmo, el famoso «chorreo» del modelo, ni sus más grandes defensores, pueden pronosticar si ese «chorreo» durará unos pocos años o varios siglos, para reducir la pobreza”

Si en otros países, donde viven seres humanos, tan iguales que nosotros, han podido sentarse a conversar, definir adónde  van y establecer cómo lograr, -mejorando lo que se puede mejorar y arreglando lo que está caminando mal-,  esa prosperidad en armonía, para esa felicidad de la sociedad en su conjunto y sosteniblemente hacia futuro, ¿por qué acá no lo podemos hacer?

Es difícil, muy difícil. Esta clase política no está a la altura de lo que debe significar Perú. Ojalá que en este Sábado de Gloria, se genere un Domingo de Resurrección de la sabiduría nacional, porque así no podemos seguir

#JuandeDiosGuevara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos por mes y año