Sarayacu

Esta semana tuve la suerte de conocer un poco más del Perú profundo, desconocido, aislado, pero real. Tuve la suerte de sostener una reunión en Lima, con el ex gobernador de Sarayacu  y su compañera, una norteamericana de Michigan, amante del cuidado de la naturaleza, de preservar el medio ambiente, y ambos comprometidos en el desarrollo del Proyecto VASI (Amazonian Vision for an integrated Sustainability) , que es una visión desde la Amazonia que propone ayudar al mundo a vivir en manera profundamente sostenible

Cómo sabemos el Perú es extenso, 1.285.216,60 km², lo que representa el 0.87% del planeta, que se distribuyen en región costeña 136.232,85 km² (10,6%), región andina 404.842,91 km² (28,4%) y región amazónica 62% (782.880,55 km²) que está formada por la selva alta o de neblina, de pronunciado desnivel, y por el llano amazónico, por debajo de los 400 msnm. En ella solo reside el 10% de los peruanos.

Para que se produzca la reunión, tuvieron que trasladarse de Sarayacu a Pucallpa, por río 18 horas y media, la zona es accesible sólo en embarcaciones fluviales.,  y de Pucallpa a Lima por tierra, 14 horas y media, con la alternativa por avión, 1 hora 15 minutos. Que extenso es nuestro país, y que incomunicados estamos. Distancia a Lima en línea recta es alrededor de 670 kilómetros. En un tren rápido sería en menos de 2 horas, pero en la realidad, unas 33 horas.

Los ríos, lagos, arroyos, bosques inundables y humedales dominan el paisaje. Los seres humanos han habitado estos paisajes durante miles de años, contribuyendo y ayudando a mantener la alta biodiversidad de la zona. Sarayacu es uno de los 1896 distritos que existen en el Perú, y uno de los 6 distritos que conforman la provincia de Ucayali. Se ubica a orillas del río Ucayali, en dónde el desembarco de productos y pasajeros está  en la localidad de San Cristóbal. Tiene como capital el centro poblado  Dos de Mayo con un poco más de 1000 habitantes, otros poblados: del distrito: La Pedrera (816), Huañuna (690), Juancito (2 211) y Tierra Blanca (1 755). La población en su conjunto incluida la población dispersa, bordea los 17000 habitantes, con una densidad de población de 2,4 hab. /km², en una extensión de 640 800 hectáreas, 6408,00 km², el 0.82 % de nuestra extensa Amazonía, unas 8 veces más grande que Singapur que con 719.9 km², es el país más pequeño del Sudeste Asiático, con un PBI alrededor de 450 mil millones de dólares y un per cápita alrededor de 80 mil dólares.

La provincia de Ucayali es una de las 196 provincias con que contamos y una de las 8 provincias que tiene Loreto, una de las 25 regiones, que configuran la división política y organización territorial del Perú. Limita por el norte y por el este con la provincia de Requena, por el sur con el departamento de Ucayali y el departamento de Huánuco, y por el oeste con el departamento de San Martín. Ucayali con su capital Contamana. Tiene una población que bordea las 60 mil personas con una densidad poblacional de 1,87 hab/km². Tienen una producción especializada de plátano y frijol. Una parte de la Reserva Nacional de Pacaya – Samiria, se encuentra en la provincia. En la provincia se halla una cantidad importante de lagos y cochas, donde existen especies de peces nativos y peces ornamentales, orientados para el consumo de la población y la venta al extranjero respectivamente. Tiene una variedad de moluscos y crustáceos

Junto a un grupo de nueve comunidades del distrito de Sarayacu, Loreto – Perú, sus estudiantes universitarios, y científicos, se ha creado el proyecto VASI para “mejorar la calidad de vida y contribuir a la conservación y sostenibilidad de nuestros pueblos y del mundo”. Facilitan a las comunidades locales el trabajo de hacer posible su visión de un futuro sostenible. Proponen que las comunidades rurales y marginadas sean líderes empoderados cuya expertis necesita ser reconocida a nivel mundial. “Las cosmovisiones locales guían nuestro trabajo y reconocen la integridad del bienestar humano y de los ecosistemas, y creemos en el poder de la colaboración, la igualdad y la transparencia”.

VASI propone que por razones éticas y prácticas, las comunidades locales tienen que ser los lideres, los creativos, los soñadores, los visionarios, describiendo futuros sostenibles, reconocidos por su experiencias, conocimiento y visión, asimismo, empoderados con acceso a una red de colaboradores listos a prestar sus conocimientos técnicos, capital, experiencia y todo lo necesario para que sus visiones florezcan. Y como intercambio, estas mismas comunidades locales prestan sus voces, conocimientos, experiencia y visión para colaborar con otras comunidades.

Tienen en desarrollo una red enlazando comunidades con negocios, expertos técnicos y otras personas y entidades interesados, a facilitar el trabajo de las comunidades en su desarrollo de programas basados en sus necesidades particulares. Por lo que te invitan a participar: “Si te sientes motivado compartir tu conocimiento y expertis, tus contactos, o tus experiencias, únete a nuestra red”.

“Estamos trabajando de la mano para profundizar el entendimiento científico de la Amazonia, fortalecer los proyectos de conservación, ayudar a crear alternativas sostenibles y legales y para informar a los decisores locales, nacionales, e internacionales. Estamos creando una red y un modelo colaborativo para que comunidades de todos partes del globo pueden empoderarse para prosperar y contribuir con su conocimiento, creatividad, y pasión para mejorar nuestro mundo”.

Los principales programas de VASI son: (1) Acceso a la atención de salud y educación culturalmente integrada y de calidad, (2) Sustentos de vida sostenibles centrados en la soberanía alimentaria, y (3) Investigación científica colaborativa basada en las comunidades.

Entre sus logros, se destacan lo avanzado en su programa de soberanía alimentaria, al haber fomentado múltiples asociaciones, para ir abriendo  nuevos mercados, para lo cual han establecido alianzas con Mater Iniciativa el proyecto de investigación del restaurante Central clasificado como el restaurante # 1 en el mundo y en dónde se sirve el cacao de Sarayacu, y el El Cacaotal Peruano en Perú, Instituto Juruá en Brazil, y múltiples organizaciones en USA

Han creado dos grupos de trabajo combinando la experiencia de expertos locales y externos para guiar proyectos. Están obteniendo respuestas, por lo que anhelan aumentar sus ingresos, tanto por la cooperación internacional, cómo lo que logren generar con los resultados de sus proyectos. Su red de voluntarios y expertos, ha incrementado exponencialmente. «VASI es el epítome de lo que debería ser una organización sin fines de lucro: fundada, dirigida y diseñada por la comunidad, es por eso que estoy emocionado de involucrarme.” Amanda Jo Wildey, Certificadora de Chocolate y Cacao, Antropóloga y propietaria de El Cacaotal Peruano

En colaboración con la Municipalidad Distrital de Sarayacu y la Unidad Ejecutora de Salud de la Provincia de Ucayali (Contamana), lanzaron las primeras “hidroambulancias”, ambulancias fluviales públicas de Perú que transportan a personas con emergencias, regresando con medicamentos y suministros, y llevando atención de salud a las comunidades alejadas. Trabajaron con la Unidad Ejecutora para transportar e instalar 13 unidades solares de cadena de frío para vacunas y medicamentos (Fase 1). Una segunda fase de instalación están desarrollando. Como resultado directo: Se administraron más de 10,000 COVID-19 y otras vacunas. Se han logrado asociaciones y han abierto nuevos mercados:

Cabalmente por el COVID 19, un viejo amigo norteamericano de origen alemán, residente en USA, que lo conocí el milenio pasado haciendo negocios internacionales, por lo que en el tiempo hicimos exportaciones e importaciones con el Perú, país al que por razones personales diversas, le une un especial afecto, se involucró en el proyecto VASI. Y así fue, que retirado ya de los negocios, lee en la prensa de Michigan, de que una vecina del lago de Michigan, que no la conocía, estaba aislada en plena pandemia en un pueblo olvidado de la selva peruana, llamado Sarayacu, y que la población estaba olvidada y postergada. Se interesó por el tema, y empezó a cooperar económicamente a través de su Fundación. Sabiendo que venían a Lima, mi amigo me comunica desde USA, que converse con  Edgardo Gómez Pisco y su compatriota (la amiga norteamericana dice, que a mi amigo lo que más le gustó fue el segundo apellido del líder del proyecto VASI, Pisco; conociéndolo, estoy seguro que así fue…), para que conozca del tema y que sugerencias, apoyo,  les podría dar

Luego de conversar con ellos, les reitero el saludo, felicitaciones por la encomiable labor que vienen realizando y motivarlos para que continúen con tan loable esfuerzo. Teniendo esas alianzas, sobre todo con la Mater Iniciativa el proyecto de investigación del primer restaurante del mundo, hay que saber difundirlo y poder aspirar a lograr un convenio con la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM). Con la base de una relación universidad-empresa, se puede y se debe ampliar la base de cooperantes

Hay que priorizar las comunicaciones, por lo que conseguir un soporte satelital, para estar en red con el mundo, todos los días a toda hora, será muy positivo, sobre todo la comunicación con sus 9 comunidades, para coordinar a la vez en tiempo real. Trabajar la eliminación  de la anemia, y la desnutrición crónica infantil. Seguir procurando la seguridad alimentaria. En salud y educación seguir avanzando. Y para que los jóvenes no se vayan al terminar sus estudios escolares, hay que desarrollar cadenas de valor en los diversos productos del territorio, como son el cacao, el acai, el camu camu, el paiche, madera, plantas medicinales, entre tantos otros

Con la UNALM en consorcio con universidades del Perú y del mundo, podrían desarrollar un centro de investigación de tantos productos de la zona, un parque científico tecnológico en plena Amazonía. Se podría ver cómo desarrollar el enorme potencial forestal de la zona, igual las plantas medicinales, cuanto principio activo se debe encontrar en las plantas de ese territorio. Darle valor a la industria alimentaria, ver envase y embalaje para logística de venta al mercado nacional e internacional. Se puede ver el enorme potencial acuícola. Desarrollar su puerto, y aprovechando su madera, un astillero. El desarrollo de crianza de animales menores. El desarrollo de agroturismo, avistamiento de aves, El cuidado y desarrollo del medio ambiente, entre muchas otras ideas que se podrán desarrollar en ese gran laboratorio natural. Procurar también el suscribir acuerdos de ciudades hermanas, que puedan aportar experiencias realizadas con éxito en el mundo

En convenio con la UNALM, que vamos a intentar apoyar a que se realice, se puede conseguir una amplia cooperación internacional, que signifique el desarrollo de Sarayacu con la  activa participación de sus pobladores, cómo un piloto a replicar en nuestra inmensa selva. Coordinar el apoyo de la Cooperación internacional del MIDAGRI (Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego) y el sector privado en general, será muy bueno, para hacernos recordar lo enorme que es nuestro país y todo lo que nos falta hacer. Mucho por hacer, demasiado. A seguir perseverando

#JuandeDiosGuevara

 

 

2 comentarios en “Sarayacu”

  1. Felicitaciones Juan de Dios, una Visión innovadora de nuestro Peru y sus riquezas naturales; así como de las oportunidades que se nos presentan cómo país con posibilidades de un desarrollo más justo y equitativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos por mes y año